Compartir

Exfuncionarios del Gobierno de Rafael Correa (2007-2017) y simpatizantes del exvicepresidente de la República Jorge Glas Espinel cuestionaron este miércoles su traslado desde el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga en la madrugada a Quito, por cuestiones de salud.

El Telégrafo

Según el excanciller Ricardo Patiño ese traslado fue una represalia del Gobierno Nacional tras la fuga del exsecretario de Comunicación, Fernando Alvarado, ocurrida hace casi tres semanas.

Rosa Mireya Cárdenas, simpatizante correísta, aseguró que Glas padece de una enfermedad catastrófica y negó que en la prisión de Latacunga haya tenido televisión por cable, como aseguró el asesor presidencial Santiago Cuesta.

Ambos pidieron que Glas vuelva a la Cárcel 4, en Quito, por razones de salud y de seguridad.

Glas fue condenado a seis años de prisión en el caso Odebrecht por asociación ilícita. A decir de sus coidearios, la sentencia aún no está ejecutoriada.

En la Cárcel 4 se encuentran detenidos, entre otros, expolicías. El exvicepresidente estaba recluido en ese centro más de una año. El pasado 21 de octubre fue llevado a Latacunga.