Compartir

Una serie de sismos sacudió el domingo el oriente de El Salvador, lo que provocó daños a más de 75 viviendas y pequeños derrumbes en las carreteras, indicaron las autoridades. No se reportan víctimas.

El Telégrafo

El Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que habían registrado más de 240 sismos en el área del epicentro entre los municipios de Chirilagua, departamento de San Miguel, e Intipuca, departamento de La Unión, fronterizo con Honduras.

Al menos ocho temblores de magnitud 4,3 o más han azotado la región, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Tres de ellos fueron de magnitud 5,2 y 5,6.

Jorge Meléndez, director de Protección Civil, informó que los sismos registrados fueron “superficiales” y se sintieron más en los municipios del oriente del país. En un caserío una niña sufrió algunos golpes y fue trasladada a una unidad médica, agregó.

Los temblores también se sintieron en la capital salvadoreña, pero la Cruz Roja no reportó daños ni víctimas.

Meléndez detalló que uno de los movimientos de tierra provocó derrumbes en la carretera hacia la playa El Cuco, en la zona costera del Pacífico, uno de los lugares turísticos más visitados en el oriente del país.

El funcionario confirmó que en los hospitales de la región no se reportaron daños y ya se activaron todos los comités de emergencia.