Compartir

La Segunda Sala de la Corte Suprema de Brasil suspendió hoy una sesión en la que debía analizar un recurso que pedía la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien está preso desde abril pasado, condenado por corrupción.

Shutterstock

La sesión fue suspendida a pedido del magistrado Gilmar Mendes, uno de los cinco miembros de la sala, quien solicitó más tiempo para analizar el caso, lo cual está contemplado en las propias normas del tribunal.

El recurso fue presentado por la defensa de Lula con el argumento de que el juez federal Sergio Moro, quien en julio del año pasado le condenó en primera instancia, actuó con “parcialidad” y con unas probables “motivaciones” políticas.

Según los abogados del exmandatario, esas “motivaciones” fueron “comprobadas” tras las elecciones de octubre de este año, ganadas por el ultraderechista Jair Bolsonaro, un firme antagonista de Lula que anunció como futuro ministro de Justicia al juez Moro, en parte por su papel al frente a la operación anticorrupción Lava Jato.

Para el momento de la suspensión de la audiencia, el instructor del caso en la Segunda Sala, Edson Fachin, y la magistrada Carmen Lucia Antunes ya se habían pronunciado en contra del recurso.

Fachin recordó que el veredicto de Moro fue dictado en julio de 2017, cuando “nada” podría llevar a pensar que Bolsonaro ganaría las elecciones celebradas en octubre de este año y “mucho menos” que le ofrecería al juez el cargo de ministro de Justicia.

Un juez debe ejercer su función en forma independiente, con base en el análisis de los hechos y según consciente interpretación de la ley, libre de influencias, inducciones, presiones o amenazas“, dijo Fachin, quien consideró que Moro actuó de acuerdo a esas premisas.

La condena dictada por el ahora futuro ministro de Justicia fue de nueve años, pero en enero pasado un tribunal de segunda instancia la elevó a doce años, tras lo cual ordenó en abril que Lula fuera a la cárcel para comenzar a cumplir la sentencia.

La audiencia sólo será retomada una vez que el magistrado Mendes se sienta en condiciones de pronunciarse sobre el recurso, para lo cual no existe un plazo legal.

De todos modos, pudiera ocurrir que sea retomada sólo a partir de febrero del año próximo, una vez que concluya un receso que el Poder Judicial del país comenzará el próximo 20 de diciembre.

Fuente: EFE, aliado estratégico de FM Mundo