Taylor Swift advirtió que su presentación en los American Music Awards puede que no se realice y que tendrá que posponer otros proyectos, incluido su próximo documental de Netflix, porque hay ejecutivos que poseen sus antiguas canciones y no le permitirían que las toque.

Instagram Oficial

“En este momento, mi actuación en los AMAs, el documental de Netflix y cualquier otro evento grabado que planeo hacer hasta noviembre de 2020, está en signo de interrogación”, escribió la artista en sus redes sociales.

La cantante señaló que planeaba tocar una mezcla de sus éxitos para su show en el certamen que se realizará el 24 de noviembre, ya que fue nominada como artista de la década.

Pero los hombres que aparentemente poseen su música, Scooter Braun y Scott Borchetta, consideraron ilegal su actuación televisada porque implicaría hacer “nuevas versiones” de sus temas.