Compartir

Con un retraso de 35 minutos inició este viernes la diligencia dispuesta para escuchar el testimonio anticipado del exsubsecretario de la Secretaría de Comunicación (Secom) Pablo Yánez en el último día de instrucción fiscal por el delito de peculado en el que son investigados el exsecretario de Comunicación del Gobierno anterior, Fernando Alvarado, Yánez y otras seis personas entre exfuncionarios de Secom y proveedores de esa institución.

Twitter

La tardanza se dio porque los procesados Carlos Bravo, Marco Antonio Bravo y Xavier Lemus, quienes se encuentran en el Centro de Detencio Provisional de El Inca, en Quito, no estaban presentes en la sala, mediante la videoconferencia que se había dispuesto.

Yánez, quien firmó un acuerdo de cooperación eficaz con la Fiscalía el jueves 22 de noviembre pasado, inició su testimonio anticipado libre y sin juramento explicando el funcionamiento de la Secom.

En su relato hizo hincapié en que desde que la Secom estaba adscrita a la Presidencia de la República el procesado Carlos Bravo y su productora tenían, en 2007 y 2008, una oficina muy cercana al Palacio de Carondelet. Para 2009, dijo Yánez, una vez que Alvarado fue posesionado como secretario de Comunicación, solicitó que se adecúe una oficina en Carondelet para Bravo y su productora, que a ese momento no era Gota Azul.

Yánez explicó que Alvarado y Bravo trabajaban de forma cercana para armar los productos que eran presentados en los enlaces ciudadanos del entonces presidente de la República Rafael Correa (2007-2017), conocidos como sabatinas.

Para 2013, explicó el cooperador y procesado, la Secom pasó al edificio de los Medios Públicos y junto a ellos nuevamente la productora de Bravo, la cual ya se llamaba Gota Azul. Ahí nuevamente Alvarado habría solicitado que se habilite una oficina para que trabaje Bravo y su personal. El despacho habría estado ubicado en la parte baja del edificio, junto a lo que era un dispensado médico.

También Yánez contó sobre la contratación de Victor Hugo Erique, un camarógrafo que habría trabajado con la Presidencia de la República y como técnico en lo que ahora se conoce como Radio Ciudadana. El exsubsecretario puntualizó que Erique, fallecido a inicios de este año, fue también empleado de Gota Azul.

El proceso por peculado se inició con la detención y formulación de cargos de Alvarado, pues existía un informe con indicios de responsabilidad penal de Contraloría que lo mencionaba. Aparentemente él habría inobservado normas constitucionales y legales para permitir se contrate a personas y empresas que no podían ser contratadas. Ese hecho habría ocasionado un perjuicio, según Fiscalía, de casi 250.000 dólares.

Hasta las 17:00 del viernes continuaba el testimonio anticipado con lo que Yánez conoce del delito de peculado que inicialmente estaba siendo investigado por el fiscal general Paúl Pérez y ahora lo sigue la fiscal general encargada, Ruth Palacios.

En la primera parte de la diligencia se escuchará de corrido el testimonio anticipado, desde la cámara de Gessel, de Yánez e inmediatamente se pasará al interrogatorio de Palacios y luego al contrainterrogatorio de los abogados de los procesados.

Tanto Fiscalía, como los representantes de la Procuraduría y de las partes acusadas se ubicaron en el piso 11 de la Unidad Judicial Norte; mientras Yánez estuvo en la cámara de Gessel localizada en la planta baja de la misma Unidad Judicial. Se preveía que al menos unas cuatro horas tome el testimonio anticipado.

Fuente: El Universo – Nota original: LINK