Un sismo de 7,7 de magnitud sacudió este martes 28 de enero el mar Caribe, entre Cuba y Jamaica, informó el Instituto Geológico de Estados Unidos.

Créditos: CNN en Español.

Se alertó  en un principio sobre riesgo de un “peligroso” tsunami en la región.

Durante horas posteriores la alerta se anuló, informó a medios cubanos el jefe del Servicio Sismológico Nacional y vicedirector técnico del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (Cenais), Enrique Arango.

El terremoto de magnitud 7,7 en la escala abierta de Richter, registrado a las 12.10 hora local, tuvo su epicentro -a una profundidad de diez kilómetros- a 120 kilómetros del extremo noroeste de Jamaica y 80 kilómetros del sureste de Cuba.

En Cuba la sacudida se sintió en La Habana, especialmente en edificios altos; en las provincias orientales de Santiago de Cuba, Holguín, Las Tunas y Guantánamo; en Cienfuegos, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Camagüey (centro-este); en Pinar del Río (oeste) y en la Isla de la Juventud, en la zona más occidental.

Según reportes preliminares y el relato de usuarios cubanos en las redes sociales, en la capital fueron desalojados varios edificios altos como la Lonja del Comercio, en La Habana Vieja, o la sede de la Universidad Tecnológica de La Habana (CUJAE), en el suroeste de la ciudad.

Con base en la información preliminar la Coordinación Nacional de Protección Civil México informó que “se esperan posibles variaciones del nivel del mar menores a un metro” en las costas del Caribe mexicano, lo cual no representa riesgo para la población.

La policía de islas Caimán dijo que no tiene reportes iniciales de daños graves, aunque las autoridades de ese territorio pidieron a los habitantes alejarse de las zonas costeras.

Fuente: Expreso, nota original aquí: LINK