Compartir

Un fatal accidente de bus fue el último de una serie de tragedias mortales que golpearon a Filipinas este fin de semana de Navidad. Un tifón y un incendio en un centro comercial también están en la lista.

CNN

Viente peregrinos que viajaban a un servicio de Navidad al amanecer murieron en un accidente de tráfico en la ciudad de Agoo, a unos 200 kilómetros al norte de Manila, la capital de Filipinas.

Alrededor de las 3:30 a.m., hora local de este lunes, (2:30 p.m. ET), un bus de servicio público chocó con vehículo privado más pequeño conocido en Filipinas como jeepney, según Jason Falao, policía de Agoo.

Todas las víctimas estaban a bordo del vehículo más pequeño, un jeepney tipo SUV que llevaba a 29 personas a la iglesia de Manaoag, en la vecina provincia de Pangasinan, un conocido destino de peregrinación en el país, que es muy católico.

El jeepney se dirigía al norte cuando adelantó a otro vehículo y se estrelló con el bus más grande, dijo Falao. Una persona del bus tuvo heridas menores, agregó él.

Los jeepneys, autobuses informales, son una forma de transporte muy popular en todo Filipinas.

Fuente: CNN