Compartir

En Notimundo, el presidente de la Ecuarunari Yaku Pérez aseguró que la salida del país de la catedrática y activista Manuela Picq se debió a una venganza política y que si el caso ha salido nuevamente a la luz es por el seguimiento que le han dado los grupos afines. Sostuvo que la docente tuvo una larga trayectoria en Ecuador y que no merecía la persecución.

Twitter