Compartir

Ecuador ha sido testigo de grandes eventos que remarcaron la presencia del país andino en la escena cultural internacional, entre los que Agencia Andes ha seleccionado tres principales que tienen que ver con el espectáculo universal, el arte latinoamericano y la cultura tradicional de los pueblos afrodescendientes.

La magia del Circo del Sol llega por primera vez a Ecuador

En noviembre Quito atestiguó el ‘Big Top Raising’ de ‘Corteo’, el levantamiento de carpa de la obra magna del Cirque Du Soleil (Circo del Sol), considerado como el mejor y más grande espectáculo circense del planeta.

La obra cuenta que en el Circo del Sol ha muerto el payaso Mauro, o eso es lo que él sueña: su viaje comienza en su último lecho junto al que lo acompañan sus amigos del circo desfilan para darle el cortejo fúnebre de despedida que se merece (‘Corteo’ quiere decir cortejo en italiano).

Los asistentes participaron de una aventura que recorre todas las etapas de la vida del difunto desde su infancia hasta su acenso a un paraíso onírico, rodeado de sus mejores amigos.

El conmovedor espectáculo incluye visiones extraordinarias alrededor del amor, la amistad, la inocencia, la soledad, la aventura y los juegos, desde donde se desprenden varias historias teatralizadas por ángeles, payasos, gigantes, enanos, acróbatas y malabaristas que protagonizan proezas de ensueño.

Todo ello entre artefactos de ilusión: zapatos autómatas, caballos enamorados, robots desobedientes, una pelota de golf que se rehúsa a ser golpeada por un gigante, aros acrobáticos, un fantasma silencioso que camina de cabeza en el fondo del cielo oscuro, bicicletas voladoras, cuencos para hacer música de agua y otras fantasías que se combinan con impecables vestuarios de corte victoriano y juegos de luces y sonidos.

Quito fue seleccionada como la ciudad en la que ‘Corteo’ se despediría de los escenarios tras diez años de recorrer el mundo y haber reunido bajo su carpa a 60 artistas, un despliegue tecnológico impresionante y cerca de ocho millones de espectadores de 57 ciudades alrededor del planeta. La última función se hizo en Ecuador el 13 de diciembre.

Llega al país el Fondo de Cultura Económica

En julio la capital ecuatoriana se convirtió en sede del Centro Cultural Carlos Fuentes, un espacio destinado al cultivo y difusión de la literatura latinoamericana y escenario de nuevas propuestas escénicas alrededor de la música y el arte.

El centro es filial del Fondo de Cultura Económica y se inauguró en Quito tras 20 años de haberse estrenado en América Latina la última de las ramas de la institución, considerada entre las más grandes e importantes difusoras del pensamiento latinoamericano contemporáneo.

El Centro recibe su nombre en honor al escritor mexicano fallecido en mayo de 2012, Premio Cervantes (1987) y Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1994).

El Centro trajo a Ecuador 22.000 ejemplares de casi 10.000 títulos de libros, salas de exposiciones, una cafetería, una ludoteca y un auditorio para actividades culturales que entraron a disposición del público ecuatoriano, con espacios preferentes para niños y niñas.

La editorial, considerada como “la más importante de América Latina”, tiene una cadena de sedes en América y Europa, abiertas en Argentina (1945), Chile (1954), Perú (1961), España (1963), Venezuela (1974), Colombia (1975), Estados Unidos (1990), Brasil (1991) y Guatemala (1995), a las que desde este año se suma Ecuador.

Marimba Colombo – Ecuatoriana declarada Patrimonio de la Unesco

A principios de diciembre Ecuador y Colombia fueron vieron su inscripción de la “Música de marimba y cantos y bailes tradicionales de la región colombiana del Pacífico Sur y de la provincia ecuatoriana de Esmeraldas” en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

La entidad internacional subrayó que estas expresiones musicales forman parte del tejido social de la comunidad descendiente de africanos de la región del Pacífico Sur en Colombia y de la provincia de Esmeraldas en Ecuador.

La marimba es tradicional de los pueblos afrodescendientes y se toca con un xilófono de madera de palma con tubos de resonancia hechos de bambú o chonta. Se acompaña con sones de tambores de cuero, maracas y una danza característica que dibuja con movimientos las realidades sociales de esos pueblos.

Este reconocimiento es especial ya que no solo representa a la cultura afrodescendiente de cada país sino a la convivencia y hermanamiento de las regiones de frontera entre Colombia y Ecuador.

La inscripción de la marimba del sur colombiano para catalogación de Unesco se realizó en primer lugar por parte del país cafetero en el año 2010, luego, en 2012, Ecuador se integró a la iniciativa como acuerdo pactado durante el primer encuentro bilateral de presidentes realizado ese año en Tulcán, ciudad ecuatoriana que colinda con Colombia por el eje andino.

Así, ambos países presentaron un expediente conjunto que reunía los estudios culturales alrededor de la marimba y todos sus elementos, que entró a participar en concurso junto a otros 35 proyectos de varios países entre los que se seleccionaron 19.

Para Colombia fue la segunda declaratoria de este tipo. Este mismo año el ritmo vallenato también entró a formar parte de la Lista Representativa.

Para Ecuador se trata de la tercera declaratoria. La primera vez fue en 2008, cuando se declaró a la lengua Zápara como Patrimonio Binacional de Ecuador y Colombia, y en 2012 a la técnica del tejido del sombrero de paja toquilla.