Compartir

Unos 7 000 taxistas de Quito planean hacer una manifestación la mañana de este martes, 17 de julio del 2018, en Quito, dividida en tres puntos de la ciudad. 3 000 se reunirán desde las 10:00 en el Municipio, 2 000 en la Agencia Metropolitana de Tránsito (Amazonas e Inglaterra) y los 2 000 restantes, en el Bicentenario.

El Telégrafo

Así reclamarán por las demoras en el proceso de regularización de taxis que fue suspendido por el Concejo Metropolitano de Quito el pasado 10 de mayo.

En esa resolución además se paró el pago de USD 3 000 por compensaciones trimestrales a los transportistas urbanos y rurales que brindan el servicio en el Distrito.

Carlos Brunis, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte en Taxi de Pichincha, y Fernando Valdez, presidente de la Federación de Taxis Ejecutivos del Ecuador, afirman que su protesta pacífica es para evitar que la regularización tome cuatro años, como ocurrió en el proceso del 2011.

“Imagínese la desesperación de la gente que tiene la esperanza de obtener un permiso operacional”, dice Brunis. La ordenanza que abría el proceso de regularización para 8 693 taxis informales fue aprobada el 11 de julio del año pasado y luego fue reformada en diciembre.

En esa oportunidad, se dejó abierta la posibilidad de ampliar el cupo que fijó un estudio técnico, si había más taxistas que cumplieran con los requisitos.

Alfredo León, secretario de Movilidad, señaló este lunes 16 de julio que compartía la preocupación del gremio. Explicó que fue el Concejo el que resolvió suspender ese proceso por 60 días, mientras se contrataba una auditoría.

Informó que el Municipio solicitó a la Contraloría que contrate una auditoría cuando sea pertinente porque el Cabildo no puede hacer un contrato de este tipo sin autorización de la entidad de control nacional.