Compartir

Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte de Pasajeros (Fenacotip), habló en Notimundo sobre el acuerdo de pago al que llegaron los transportistas respecto de la deuda que mantiene el Gobierno con este sector.

Flickr: Guillaume Speurt

El representante de los transportistas, Abel Gómez, explicó que para cumplir con el propósito de mejorar el servicio es necesario que el gobierno de turno cumpla con los compromisos adquiridos y realice los pagos correspondientes. En este caso, estarían en deuda 61 millones de dólares correspondientes al subsidio por media tarifa y 23 millones de dólares por bonos de chatarrización derivados del Plan Renova.

Gómez aseguró que hay varios choferes que chatarrizaron sus vehículos y que no han podido adquirir otro porque no se les ha pagado. Por ese motivo, dice, el presidente Rafael Correa firmó un decreto para que la próxima semana se pague el monto correspondiente a bonos de chatarrización y, posteriormente, se harán desembolsos por subsidio de pasajes.

Comentó que también solicitaron al Presidente garantías para el trabajo organizado y que se hagan controles al transporte informal. Está previsto que se realice una reunión con altos funcionarios del Gobierno para establecer una hoja de ruta para iniciar acciones y reducir esta práctica que, asegura, perjudica no solo a los choferes formales sino también la seguridad de los pasajeros.

Sobre la propuesta de reformar la Ley de Tránsito, realizada por el asambleísta Diego Vintimilla, en la que se sugiere la creación de un servicio de transporte puerta a puerta, dijo que la rechazan porque se trataría de un servicio paralelo al que ofrecen en la modalidad interprovincial y turística y que solo falta reglamentar.

Finalmente, Gómez explicó que piden reducir a uno solo el control obligatorio de sus unidades de transporte, ya que a lo largo del año y para obtener permisos de circulación deben realizar controles permanentes.