Compartir

Un nuevo estallido de violencia sacudió este lunes la Franja de Gaza donde tres palestinos murieron por bombardeos israelíes, en represalia por cohetes lanzados desde el enclave y que causaron varios heridos en Israel.

EFE

Tres palestinos murieron, dos en el norte y uno el sur de la Franja de Gaza, y nueve resultaron heridos por los bombardeos israelíes, informó el ministerio de Salud gazatí.

Entretanto un joven de 19 años está en estado crítico, según los servicios de rescate, tras un disparo procedente del enclave palestino contra un autobús en Israel.

Estas hostilidades tienen lugar tras meses de tensiones que hacen temer una cuarta guerra en 10 años entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamas, que controla la Franja de Gaza.

Estos enfrentamientos se producen además al día siguiente de una operación de las fuerzas especiales israelíes, en la que un oficial israelí y siete palestinos fallecieron.

El lunes por la tarde, decenas de cohetes fueron lanzados contra Israel, lo que activó los sistemas de alerta e hizo que, en numerosas localidades cercanas a la Franja, los israelíes se precipitaran hacia los refugios.

El ejército israelí indicó que hubo unos 200 disparos procedentes de Gaza, 60 de los cuales fueron interceptados por el sistema de defensa antimisiles.

‘Decenas de cohetes’ 
Tres personas resultaron heridas por el disparo de un cohete en Sderot, una ciudad del sur de Israel cercana a la Franja.

Otros disparos alcanzaron casas en Ashkelon y Netivot.

Los aviones de combate, helicópteros de ataque y tanques israelíes respondieron disparando contra más de 20 posiciones de Hamas y de la Yihad islámica, segunda fuerza palestina, indicó el ejército.

El domingo por la noche, un teniente coronel israelí y siete palestinos, entre ellos un responsable local de la rama armada de Hamas, murieron en una incursión de las fuerzas especiales israelíes en el interior del enclave.

Las brigadas Ezzedin Al Qasam, brazo armado de Hamas, declararon el lunes por la noche que habían lanzado los cohetes en represalia a los hechos del domingo.

“Las brigadas Al Qasam responden al crimen de ayer”, afirmaron en un comunicado en nombre, según ellas, de los diferentes grupos armados, lanzando “decenas de cohetes” contra las “posiciones del enemigo”.

El teniente coronel fallecido el domingo es el segundo militar israelí que muere desde el inicio de las tensiones entre Israel y la Franja de Gaza, a finales de marzo.

En el bando palestino, al menos 231 personas murieron por disparos del ejército israelí.

Incursión israelí 
El origen de este nuevo estallido de violencia parece ser una incursión de soldados israelíes en el enclave.

El ejército israelí habló de una operación de información y desmintió que se tratara de asesinar o capturar a palestinos, como aseguró Hamas.

Cualquier infiltración israelí en el territorio, sometido a un estricto bloqueo, es una misión de alto riesgo.

Entre los siete palestinos que murieron el domingo figuran un responsable local de las brigadas Al Qasam, identificado como Nur Baraka, y cinco miembros de las fuerzas armadas de Hamas, según fuentes de seguridad.

En las últimas semanas se había dejado entrever un atisbo de tregua en la zona.

Las autoridades israelíes, que controlan todos los accesos a la Franja excepto en la frontera egipcia, autorizaron la semana pasada que Catar financiara con 15 millones de dólares parte del salario de los funcionarios de Hamas.

Esta operación sigue la estela de los esfuerzos de Egipto y la ONU para lograr una tregua durable entre Israel y Hamas.

Fuente: El Universo – Nota original: LINK