Compartir

El presidente de EE.UU., Donald Trump, utilizará su discurso ante la Asamblea General de la ONU la próxima semana para defender que la "soberanía" nacional debe estar por encima del multilateralismo.

EFE

Así lo adelantó hoy la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en una conferencia de prensa.

Según Haley, en su discurso Trump hablará de “proteger la soberanía” de EE.UU. y de la importancia que su Administración da a ese principio.

“No es decir que el multilateralismo no puede funcionar, pero es decir que la soberanía es la prioridad sobre todo eso”, apuntó la diplomática.

Haley señaló el Pacto Global para la Migración, en el que Washington no participa, y el Acuerdo de París sobre cambio climático, del que Trump ha decidido salir, como ejemplos de iniciativas que su Gobierno ve como imposiciones y en las que no está interesado.

El mensaje contrasta con el llamamiento que hoy hizo a los líderes el secretario general de la ONU, António Guterres, pidiendo un compromiso renovado con las estructuras y compromisos internacionales.

“El multilateralismo está bajo ataque justo cuando más se necesita”, advirtió Guterres.

Trump también abordará en su discurso la ayuda exterior que facilita su país, recalcando su idea de apoyar exclusivamente a aliados, aseguró Haley.

“Vamos a ser generosos con aquellos que comparten nuestros valores, con aquellos que quieren trabajar con nosotros y no con aquellos que tratan de frenar a Estados Unidos o que dicen que odian a América”, apuntó.

Fuera de su intervención ante la Asamblea General, Trump tiene previsto encabezar el próximo lunes una reunión para impulsar la lucha contra las drogas, cita de la que saldrá una declaración que ya tiene el respaldo de al menos 124 países, según Haley.

El miércoles, el presidente estadounidense presidirá una reunión del Consejo de Seguridad a nivel de líderes sobre la no proliferación de armas de destrucción masiva.

La embajadora explicó hoy que el encuentro se iba a centrar inicialmente en Irán, pero al final se ampliará para tocar asuntos como el uso de armas químicas en Siria, el caso Skripal o Corea del Norte.

Las tensiones entre Washington y Teherán, en todo caso, serán una parte importante, según adelantó Haley.

“Irán sigue siendo un problema. En cualquier lugar peligroso del mundo Irán parece tener sus huellas”, denunció.

Según dijo, por ahora no está previsto que Trump vaya a reunirse con el presidente iraní, Hasan Rohaní.

Sí tiene confirmadas citas bilaterales en Nueva York con sus homólogos egipcio, Abdelfatah al Sisi; surcoreano, Moon Jae-in; y francés, Emmanuel Macron; así como con los primeros ministros israelí, Benjamin Netanyahu; japonés, Shinzo Abe; y la británica, Theresa May.

Asimismo, se verá con Guterres, y la presidenta de la 73 Asamblea General de la ONU, la excanciller ecuatoriana María Fernanda Espinosa.

Junto a Trump, viajará a Nueva York una amplia delegación gubernamental, incluidos el vicepresidente, Mike Pence, y el responsable de Exteriores, Mike Pompeo, quien presidirá una reunión ministerial del Consejo de Seguridad sobre Corea del Norte.

Fuente: EFE