Compartir

El presidente de EE.UU., Donald Trump, viajará a Puerto Rico el próximo martes para evaluar sobre el terreno los daños en la isla caribeña tras el devastador paso del huracán María, que ha dejado al menos 16 muertos y mantiene sin electricidad a la casi totalidad de isla.

CNN

Trump, en un encuentro con legisladores demócratas y republicanos en la Casa Blanca, aseguró que el martes es lo más pronto que puede viajar a Puerto Rico dado que la isla está “literalmente destruida”.

El mandatario elogió la actuación del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y señaló que las autoridades federales están enviando suministros “cada hora”.