Compartir

Los partidos de la fecha 22 del torneo nacional serán trasmitido por TV con normalidad, esto luego de que fuera revocada la medida cautelar presentada por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

Imagen referencial Shutterstock

FEF rechazó un abono de $ 300.000 de TC Televisión y Gamavisión

Carlos Villacís, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), confirmó que la deuda que mantienen los exdueños de los derechos de transmisión del campeonato (TC Televisión y Gamavisión) es de $ 5’800.000. “Se deben $ 5’800.000, así que deben pagar o pagar, porque nosotros ya estamos procediendo como debemos hacerlo. Nosotros siempre hemos confiado en la palabra (…), pero no todos cumplen”, explicó Villacís.

También se reveló que ambos canales, el martes pasado, pretendieron realizar un abono de $ 300.000, que fue rechazado, tras considerarlo una falta de respeto al fútbol ecuatoriano. El contrato entre la FEF y las dos estaciones se firmó el 7 de noviembre de 2012 y finaliza este mes.

El primer año de transmisión pagaron $ 16’600.000, dinero que fue para los clubes. Ambos canales acumulan pérdidas por cerca de $ 32 millones, según información que reveló el gerente de la Empresa de Medios Públicos, Andrés Michelena, el 24 de octubre pasado.

Luego de conocer las cifras, se anunció que se iniciará un detallado proceso de investigación para determinar responsables, ya que son $ 17 millones en pérdidas solo en Gamavisión desde 2008; y en TC TV son $ 6 millones. A mediados del año pasado, el entonces gerente de TC Televisión, Carlos Coello, reconoció que se atrasaron en los pagos a la FEF, debido a que varias empresas también les debían a ellos.

Además, destacó que hasta 2015 los dos canales pagaron $ 52 millones a los clubes locales. En su intervención prometió hacer un abono importante para rebajar la deuda y admitió que buscarían extender el contrato para seguir pasando los partidos del certamen.

Debido a las deudas, los juegos del campeonato ecuatoriano de 2017 fueron transmitidos por tres cadenas de televisión por cable (DirecTV- TVCable y CNT), que intentaron seguir con el contrato, pero no pudieron llegar a un acuerdo.

Desde 2018 la empresa que se hará cargo de transmitir el torneo nacional será GolTV, cuyo dueño es el multimillonario uruguayo Francisco ‘Paco’ Casal.

Fuente: El Telégrafo