Compartir

Un enfrentamiento se registró la mañana de este viernes, en el centro de la ciudad. Los protagonistas fueron vendedores ambulantes, supuestamente de nacionalidad venezolana y policías municipales.

Shutterstock

La calle Bolívar entre Rocafuerte y 10 de agosto, justamente frente a las oficinas del Patronato municipal, fue el lugar donde se dio la gresca.

Los ciudadanos supuestamente venezolanos acusaron a los municipales de incautar violentamente algunas cajas con las que contaban los vendedores. Palabras fuertes se escucharon de ambas partes, lo que derivó en golpes. Algunos moradores del sector denunciaron que en la bronca se usó a más de las manos, palos, piedras y toletes.

Videos publicados en redes sociales muestran la agresión de parte de los policías municipales a los vendedores mientras otros gendarmes tratan de impedir las grabaciones. En estos videos se ve como uno de estos vendedores usaba bloques de cemento, baldosas y material de construcción contra los municipales, quienes alcanzan a derribar al extranjero y lo patean en el suelo.

Según el jefe de justicia del municipio, hubo ambulantes que agredieron a los policías municipales, “lamentablemente aquí están manipulando la situación. Estamos a puertas de un referéndum revocatorio y aquí hay un libreto preestablecido” dijo Paúl Luzuriaga.

“La responsabilidad de esto es de un policía municipal” dijo el abogado Fausto Sánchez, ante la supuesta agresión que sufrió uno de los vendedores que mostraba cortaduras y sangre en su cabeza y rostro, “al agresor lo dejaron que lo escondan en el Patronato municipal”, agregó.

Enseguida intervino la Policía Nacional quien detuvo a uno de los ciudadanos con supuesta nacionalidad venezolana.

“Somos trabajadores, no somos ladrones” gritaban algunos de los comerciantes.

Fuente: El Universo