Compartir

Las autoridades chinas trataban de averiguar este domingo las causas de un incendio que causó 19 muertos y ocho heridos el sábado por la noche en una pensión del sur de Pekín.

El Telégrafo

El fuego se declaró en un edificio del distrito de Daxing, donde los alquileres baratos atraen a menudo a ciudadanos procedentes de las provincias chinas. El barrio alberga numerosos talleres textiles. Según la agencia de prensa oficial Xinhua, la policía detuvo a varios sospechosos tras el incendio, aunque las autoridades locales afirmaron que seguían investigando las causas de lo ocurrido. Alguien avisó del incendio, que movilizó a 14 equipos de bomberos y 34 camiones, sobre las 18:15 (10:15 GMT) del sábado. Seis horas después los equipos de emergencia anunciaron que habían logrado sofocar el fuego. Esta catástrofe se produce después de que Pekín lanzara una amplia campaña para embellecer el centro de la ciudad. Los detractores de esta iniciativa, que implica el cierre de tiendas y comercios que afean la capital, afirman que uno de sus objetivos es expulsar a los trabajadores migrantes hacia barrios de la periferia como el distrito de Daxing. Los incendios mortales son muy frecuentes en China debido al incumplimiento de las normas de seguridad. En septiembre, 11 personas murieron al arder dos casas de la ciudad de Taizhou, en el este del país.

Fuente: El Teégrafo