Un inmigrante guatemalteco de 16 años murió bajo la custodia de Estados Unidos, días después de llegar a un albergue de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR).

migracion_cnn
Imagen referencial de migración - Créditos: CNN en Español

El joven murió el martes en un hospital de Texas donde recibió tratamiento durante varios días en la unidad de cuidados intensivos, según una declaración escrita de Evelyn Stauffer, portavoz de la Administración de Niños y Familias del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

“La causa de la muerte se encuentra actualmente bajo revisión y, de acuerdo con las políticas y procedimientos estándar de ORR, el caso estará sujeto a una revisión completa”, dijo Stauffer.

La declaración de Stauffer, reportada por primera vez por BuzzFeed, no identifica al niño ni ofrece detalles de las instalaciones del gobierno donde estuvo recluido. Se le describe como un “niño extranjero no acompañado”, el término que los funcionarios usan para los niños migrantes que llegan a los Estados Unidos sin padres ni tutores.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala dijo el miércoles que el niño se había sometido a una operación de emergencia en el hospital después de presentar una infección grave en el lóbulo frontal. La infección no mejoró, dijo el ministerio de Relaciones Exteriores, incluso después de la cirugía para aliviar la presión en el cráneo del niño.

La muerte del menor se produce meses después de la muerte de otros dos niños inmigrantes que se enfermaron bajo la custodia del gobierno: Jakelin Caal Maquin y Felipe Gómez Alonzo, ambos de 7 años, quienes murieron en diciembre bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU.

Esos casos provocaron fuertes críticas por parte de defensores de los derechos de los inmigrantes sobre el cuidado que reciben los niños mientras están bajo custodia. También solicitaron audiencias en el Congreso y que las autoridades de inmigración tomaran medidas para aumentar los controles médicos de los menores bajo custodia.

Fuente: CNN en Español – Nota Original: LINK