Por su parte, el líder negociador de esa guerrilla, Pablo Beltrán, afirmó que el equipo que está en La Habana no tiene vínculos con el atentado y pidió al Gobierno el salvoconducto estipulado en los protocolos de las conversaciones.

Ecuador es advertido sobre posible ataque del ELN - El Telégrafo

Un juez de Colombia ordenó la captura de cuatro de los cinco líderes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) por el atentado perpetrado por esa guerrilla la semana pasada contra una Escuela de la Policía en Bogotá, que dejó 20 cadetes muertos y 68 heridos, informó hoy la Fiscalía.

La Fiscalía detalló que “con ocasión del atentado terrorista (…) deberán responder por delitos considerados infracciones al DIH y graves violaciones a los DD.HH.”. Al conocer la noticia, el presidente de Colombia, Iván Duque, celebró la decisión del juez durante su intervención en el “Taller Construyendo País” en la isla caribeña de San Andrés.

“Celebro que el Estado colombiano está respondiendo de manera unificada, se han dictado órdenes de captura por parte de los jueces de la República, la Fiscalía General de la Nación ha procedido con las circulares rojas”, manifestó.

El mandatario agradeció además que Chile y Brasil, países garantes del diálogo con esa guerrilla, exijan también “que esos terroristas sean llevados a la Justicia”, tal como ya lo han pedido la OEA y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

El pasado 17 de enero, el ELN atacó con una camioneta cargada con 80 kilos del explosivo pentolita la Escuela de Cadetes de la Policía en Bogotá, lo que llevó a Duque a reactivar las órdenes de captura de los negociadores de paz de ese grupo que están en Cuba y pidió a ese Gobierno que los entregue.

Ante la petición, el Gobierno de la isla invocó protocolos diplomáticos y desde entonces el mandatario colombiano ha reiterado la importancia de que Cuba entregue a los negociadores para llevarlos a la justicia.

El Gobierno cubano negó que los negociadores del ELN que están en su país participaran en el atentado debido a que estos tenían como propósito exclusivo negociar la paz, por lo que descartó que el territorio cubano haya sido “usado para la organización de actos terroristas contra ningún Estado”.

De igual forma, la Interpol emitió esta semana sendas circulares rojas, como se conoce a las órdenes de detención preventiva con miras a la extradición, contra Pablo Beltrán y Víctor Orlando Cubides, alias “Aureliano Carbonell”, también negociador, por los delitos de terrorismo, homicidio y secuestro, entre otros.

Fuente: El Telégrafo – nota original: LINK