Compartir

Esta semana, otro tiroteo en una escuela de la Florida, en EEUU, empañó el debate sobre la tenencia de armas en ese país. El supuesto atacante padecía de enfermedades mentales y pertenecía a un grupo de la supremacía blanca.

Shutterstock