Un terremoto de magnitud 6.4 sacudió este miércoles a las islas Kermadec, un archipiélago neozelandés en el océano Pacífico, sin que las autoridades informaran inicialmente de daños o emitieran una alerta por tsunami.

Un terremoto se registró en Indonesia - Créditos: Shutterstock

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que vigila la actividad sísmica en todo el mundo, situó el seísmo a 10 kilómetros de profundidad bajo el lecho marino y a 963 al noreste de Tauranga, ciudad ubicada al norte de la Isla Norte de Nueva Zelanda.

El Servicio de Alertas por Tsunami del Pacífico elevó la magnitud del seísmo a 6.8 pero no emitió ninguna alerta por riesgo de ola gigante.

El seísmo es el cuarto de magnitud superior a 6 que sacude la misma zona en los últimos tres días, incluido uno de 7.2 que el domingo 19 d junio obligó a emitir una breve alerta por tsunami.

Las Kermadec, situadas entre la Isla Norte de Nueva Zelanda y Tonga, están deshabitadas, excepto por el personal de la base permanentemente instalada en Raoul y que tiene una estación meteorológica y de radio.

Nueva Zelanda se asienta en la falla entre las placas tectónicas del Pacífico y Oceanía y registra unos 14 000 terremotos cada año, de los que entre 100 y 150 tienen la suficiente potencia como para ser percibidos.

Fuente: El Comercio y Agencia EFE