Pablo Morillo, coordinador de la Zona 3 (Tungurahua) de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), informó en Notimundo sobre la evolución en la actividad del volcán Tungurahua que hace poco pasó de alerta amarilla a naranja.

El Ciudadano

El funcionario de la SGR de Tungurahua, Pablo Morillo, aseguró que hace dos semanas tuvieron las primeras señales detectadas por el sistema de monitoreo que tiene instalado el coloso. Las manifestaciones, sin embargo, son internas y por ello no se puede evidenciar cambios a simple vista como en ocasiones anteriores.

En función de esas anomalías registradas, los técnicos prevén que en horas o días podría generarse una reactivación del volcán con dos escenarios posibles.

El más probable y que más les preocupa es una eventual erupción rápida con la emisión de lava, caída de ceniza y emisiones de gas. Esto podría afectar cultivos y zonas rurales de Tungurahua y Chimborazo.

El otro escenario posible es que se trate de un proceso eruptivo moderado con menor impacto.

Por ello, las autoridades han activado los Comités de Operaciones de Emergencia (COE) provinciales y el cambio de alerta para actuar en función de los protocolos establecidos, ofreciendo mayor información a las parroquias, recordando la información sobre rutas de evacuación y mochilas de emergencia, realizando simulacros, entre muchas otras actividades de contingencia.