Compartir

El 16 de septiembre pasado el policía Darwin Guamán fue enviado para verificar una alarma que activó el dispositivo electrónico de vigilancia del exministro Fernando Alvarado. El agente fue hasta el sitio que le ordenaron, pero informó que le dieron una dirección no exacta.

El Telégrafo

Esta fue la única alerta que las autoridades encargadas de la vigilancia dieron a la Policía. Así lo aseguró el comandante general de la Fuerza Pública, Nelson Villegas, durante su comparecencia en el Pleno de la Asamblea. Esta información deja más vacíos en la investigación de las fallas en la vigilancia a Alvarado que conspiraron para su escape.

La semana pasada, el ministro de Justicia (e), Paúl Granda, sostuvo que el grillete electrónico emitió 245 alertas de intento de retiro entre el 28 agosto y el 20 de octubre pasados. En ese mismo período también se encendieron más de 500 avisos que la pulsera se apagó.

Por eso, para la ministra del Interior, María Paula Romo, aseveró que las investigaciones penales y políticas deberán determinar sus responsabilidades y omisiones que permitieron el escape. Ella recalcó que la Policía no tenía la responsabilidad de mantener una custodia a Fernando Alvarado, la potestad de los uniformados era acudir a los llamados de alerta de las autoridades.

De acuerdo con las leyes vigentes, el Ministerio de Justicia es el organismo encargado de cumplir con la vigilancia y monitoreo de los grilletes electrónicos. Tarea que la cumple con el apoyo tecnológico del ECU 911. Por eso, actualmente son indagados por la Fiscalía General del Estado más de un veintena del funcionarios del Ministerio y del ECU 911. La Ministra recalcó que luego de la notificación de la fuga de Alvarado, la Policía activó sus alarmas para su búsqueda y para los controles en las salidas del país.

Ella entregó una certificación de Migración, de que Alvarado no salió por los puestos oficiales en las fronteras. Esa versión fue calificada como inocente por el legislador de Pachakutik, Francisco Cadena, dijo que el 19 de octubre salió por el puesto fronterizo de Rumichaca uno de sus hijos José Francisco y un día después este voló desde Colombia hasta Venezuela.

Romero contestó que hasta la fecha no se puede aseverar que Fernando Alvarado se encuentre en el país llanero y recalcó que ahora Interpol ha inicia su búsqueda y arresto a escala mundial. Finalmente, dijo que la captura del exsecretario de Comunicación es una prioridad para el Gobierno.

Este martes 31 de octubre está previsto la comparecencias del director general del Centro de Inteligencia Estratégica (CIES), Jorge Costa Palacios; el director General Encargado del Servicio Integrado de Seguridad SIS ECU 911, Rubén Robayo Araque y el secretario de Comunicación, Andrés Michelena.

 

Fuente: El Telégrafo – nota original: LINK