Compartir

La Ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichián, y el Viceministro de Economía del país, Pablo Ferreri, obsequiaron a los Rolling Stones una réplica del balón usado en el Mundial de 1930, el primero que se disputó en la historia, conquistado por la celeste y jugado sobre suelo uruguayo.

La entrega del presente tuvo lugar momentos antes de que la banda británica ofreciese en el Estadio Centenario de Montevideo su primer concierto en el país.