Compartir

El primer hallazgo de la Contraloría es que no existe documentación que evidencie que Gamavisión se comprometió con la Presidencia de la República a transmitir sus enlaces, todos los sábados desde el 1 de enero del 2009 al 20 de mayo del 2017.

Shutterstock

El examen especial de 105 hojas realizado por el ente de control analizó las operaciones administrativas y financieras del medio incautado, entre el 1 de enero del 2015 y el 31 de octubre del 2017.

En ese período se realizaron 119 sabatinas, es decir, el 22,75% de las 523 cadenas que hizo el Gobierno en ocho años. Al no existir documentación, se desconoce quién autorizó esas transmisiones.

El actual Jefe de Programación del medio detalló que las sabatinas eran parte de la parrilla normal del canal y, por tanto, no existen registros espaciales. Según las mediciones del sistema Kantar Ibope, utilizado por Contraloría, durante la auditoría las sabatinas estuvieron al aire 26 979 minutos, sin que Gama haya recaudado o recibido ingreso alguno.

La Subgerenta de Ventas indicó a los auditores que no existe registro de tarifas cobradas, pues los enlaces no se comercializaban para ningún anunciante. Señaló, además, que si el espacio hubiera sido comercializado, el costo por minuto hubiese sido de USD 945,81.

También señaló que el descuento promedio para las pautas del Gobierno era del 75% al 87%, por lo que el precio final era de USD 236,45. Durante el examen, se realizó un análisis de lo que Gamavisión cobró en esta franja horaria antes y después de que se emitieron los enlaces. Por ejemplo, en diciembre del 2008 un programa de ventas por televisión pago USD 2 153,84 por 71 minutos al aire; y en el 2017, otro programa del mismo tipo canceló USD 5 200 por una transmisión similar. Frente a estos hechos, la Contraloría determinó que Gamavisión dejó de recibir USD 6 631 839,62 por la transmisión de los enlaces ciudadanos.

La audiencia que el canal mantenía los sábados en horario de 10:00 a 14:00 disminuyó en 1,08 puntos del ‘rating’ del ‘target’ principal, lo que representó 9 467 televidentes menos. Sobre estas irregularidades, la Contraloría pidió los descargos al exdelegado de Presidencia a la Unidad de Gestión de Medios (Ugemed), Fernando Alvarado.

Él respondió -el 15 de enero del 2018- que no procedía dirigir esa consulta hacia él, ya que estos actos administrativos comprenden a la televisora y él no trabajó ahí. “…No he sido accionista ni he ejercido cargo societario o administrativo alguno en la compañía Televisión del Pacífico, Teledos S.A. (Gamavisión)…”.

Él estuvo al frente de la Ugemed del 8 de junio del 2015 al 10 de junio del 2016, cuando -vía decreto- Correa nombró como su delegado a esa instancia al Presidente del Directorio de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO).

Fuente: El Comercio