Compartir

Tras aprobarse la madrugada de este domingo , la Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, generó rechazo y apoyo por distintos sectores sociales.

Twitter Asamblea Nacional

Ana Cristina Vera, integrante de la plataforma ‘Vivas nos queremos’ y Elizabeth Falconí, de la Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador, afirman que pedirán el veto presidencial parcial al mandatario Lenín Moreno, al considerar que se incorporaron “a última hora” textos que afectarían a las mujeres.

Ambas indicaron que se introdujo en la sección de los “Considerandos”, los artículos 45 de la Constitución y 149 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que a criterio de Vera, implican restricciones de derechos.

“Una ley que pretende proteger a las mujeres no puede criminalizarlas en el mismo texto. Nos pareció terrible la forma en que se aprobó”, refutó.

Por otro lado, Falconí manifestó que se incluyó un artículo que obliga a “los adolescentes a ir a servicios de salud y justicia con sus tutores legales”. Para ella, esto es cuestionable. “Sabemos que en el Ecuador 6 de cada 10 denuncias de violación son de niñas menores de 14 años y el 90% de los casos sucede en las familias. Se está condenando así, a las niñas violadas a no recibir justicia y atención en los servicios, pues esto genera una barrera de acceso y de calidad”, dijo.

Ambas integrantes de los colectivos afirman que el texto restante de la ley sí es importante. “Nos parece bien el tema de suma urgente para proteger a las mujeres”, indicó Vera. Mientras que Falconí reconoció los avances en cuanto a derechos, pero reprochó los cambios aprobados por los legisladores en la Asamblea.

“Muchos (asambleístas) no conocían ni tenían claro el texto final. A pesar de eso, votaron sí, sin estar seguros sobre lo que votaban. El apuro de aprobar la ley en una fecha emblemática”, sostuvo.

Vera aseveró que una ley de violencia siempre será esencial para la social porque es preventiva, como en educación y en los patrones socioculturales. “Exhortamos al presidente para que consecuente y coherentemente, en lo que él (Lenín Moreno) ha manifestado de respetar a las mujeres, a las niñas/os de abogar por una vida libre de violencia, vete esta ley”, agregó Falconí.

Apoyo
El fin de semana, la presidenta de la Comisión Ocasional para tratar la ley, Mónica Alemán (de Alianza PAIS), justificó los cambios “porque fueron de forma, más que de fondo”.

César Piechestein, vocero de la Arquidiócesis de Guayaquil, manifestó en su cuenta de Twitter: “Gracias @AsambleaEcuador por haber aprobado anoche leyes acordes al sentir de la mayoría de los ecuatorianos”.

Desde ese mismo sector, Luis Cabrera, arzobispo de Guayaquil, a través de un comunicado , reconoció que los asambleístas “tuvieron la sensatez, la claridad y la valentía de proteger los derechos de los niños por nacer y de los padres de educar a los niños”.

Articulados

En la madrugada del 26 de noviembre de 2017, según la plataforma ‘Vivas nos queremos’ y la Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador introdujeron en la sección de los “Considerandos”, los artículos 45 de la Constitución y 149 del Código Orgánico Integral Penal.

Art. 45.- Las niñas, niños y adolescentes gozarán de los derechos comunes del ser humano, además de los específicos de su edad. El Estado reconocerá y garantizará la vida, incluido el cuidado y protección desde la concepción (…).

Artículo 149.- Aborto consentido.- La persona que haga abortar a una mujer que ha consentido en ello, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años. La mujer que cause su aborto o permita que otro se lo cause, será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

El texto pasará para ser aprobado o vetado por el Ejecutivo.

Fuente: El Universo