Compartir

La oposición logró unificarse nuevamente para tratar de censurar y destituir al Vicepresidente. Presentaron 65 firmas para el inicio de un juicio político. La petición contó con el apoyo de todas las fuerzas opositoras y de una oficialista: Marcia Arregui. El Segundo Mandatario enfrenta la posibilidad de un proceso penal.

El Telégrafo

La oposición logró unificarse nuevamente para tratar de censurar y destituir al vicepresidente Jorge Glas. Este martes, 7 de noviembre, presentaron 65 firmas para el inicio de un juicio político. La petición contó con el apoyo de todas las fuerzas opositoras y de una oficialista: Marcia Arregui.

Los integrantes de la Bancada de Integración Nacional (BIN) se sumaron a última hora. De los 14 legisladores que pertenecen a esta agrupación, 10 presentaron las firmas luego de que el recurso fue entregado en la secretaría del Legislativo. Wilma Andrade, coordinadora del BIN, dijo que habrían preferido esperar hasta el final porque consideraban importante tener los elementos de la audiencia (del proceso penal) que está prevista para hoy (8 de noviembre) en contra de Jorge Glas.

“Así hubiésemos tenido todos los elementos para que el juicio no sufra ningún retraso en la Asamblea”, comentó Andrade. El proceso finalmente fue oficializado por el movimiento Creo, el partido SUMA, Partido Social Cristiano (PSC) y BIN. A este grupo podría sumarse también Jorge Yunda (AP) que antes se comprometió a apoyar el proceso si no nacía por iniciativa oficialista.

En el pedido de juicio, que tiene 50 páginas, se recoge la acusación del fiscal general, Carlos Baca Mancheno, en el que se señaló la presunta participación del Segundo Mandatario en actos ilícitos con el caso de corrupción que se investiga de la firma brasileña Odebrecht. Y las denuncias penales por concusión y por cohecho en contra del Segundo Mandatario que se realizaron por el caso Caminosca.

Fuente: El Comercio