Compartir

El vicepresidente de la República, Jorge G., procesado por el presunto delito de asociación ilícita, reaccionó a la resolución del juez nacional, Miguel Jurado, de dictar la prisión preventiva en su contra, acogiendo el pedido de la Fiscalía de sustituir las medidas cautelares.

El Telégrafo

“Acato bajo protesta este infame atropello en mi contra, aún tengo fe en que la justicia se imponga, ante ella probaré mi inocencia”, escribió en su cuenta en Twitter, en una reacción inmediata una vez conocida la resolución del magistrado. “Sin pruebas y con indicios forjados.

Solo les queda el linchamiento”, añadió y adelantó que acudirá a instancias nacionales e internacionales para defenderse. En la mañana, también en Twitter, el Segundo Mandatario calificó el pedido de la prisión preventiva como una “aberración jurídica”. “¿Qué más prueba quieren de que este proceso no es jurídico sino político?”, apuntó.

También denunció lo que considera un “proceso plagado de irregularidades”, puesto que -según él- no se ha respetado el principio de presunción de inocencia y se le ha dejado en indefensión, al negársele “información fundamental” para su defensa.

Añadió que esto no es solo algo en su contra, sino parte de un “plan organizado para destruir a la Revolución Ciudadana y Rafael Correa”. Reiteró que no huirá y solicitó públicamente que el Fiscal General exhiba ante el país las pruebas que tiene en su contra.

Fuente: El Telégrafo