Compartir

La Corte Suprema de Estados Unidos concedió, este lunes, una victoria a Chevron al rechazar una apelación presentada por ciudadanos ecuatorianos para cobrar una compensación por contaminación de 8.650 millones de dólares, dispuesta en un dictamen contra la petrolera emitido por un tribunal del país sudamericano.

Agencia Andes

Los magistrados rechazaron la apelación del abogado neoyorquino Steven Donziger.

Aunque no existe duda de que la contaminación se produjo, la petrolera con sede en California argumentó que no es responsable y que Donziger y sus socios orquestaron la redacción de un reporte medioambiental clave y sobornaron al juez que presidió el caso en Ecuador.