Compartir

Durante una actividad gubernamental en el norte de Quito, la vicepresidenta (e), María Alejandra Vicuña, indicó que no comparte la postura del expresidente Rafael Correa de llamarlos "traidores" por apoyar la consulta popular.

El Telégrafo

“No coincido con esos criterios, son un despropósito el plantear un debate que debe ser mucho más profundo, a una disputa entre traidores y leales, entre oportunistas y consecuentes. Yo reivindico el hecho de que todo proceso transformador tiene conquistas que se debe defender, para ello debemos ser autocríticos”.

Aclaró que reconoce lo hecho en los 10 años; sin embargo, dijo, hay cosas que no han dado buenos resultados, con errores y con prácticas no apegadas a la ética, especialmente de los implicados en los actos de corrupción.

“Siempre en todo proceso hay personas que no actúan en el interés común, sino en beneficio de propios y particulares intereses. A esos hay que combatirlos”. Además, habló sobre el rechazo de la acción de protección presentada por 5 asambleístas de Alianza PAIS, en contra del Decreto Ejecutivo que la nombra como Vicepresidenta de la República encargada.

“Son cinco asambleístas de 74 que presentaron la acción. El plantear la acción de protección que ya fue rechazada porque no tiene ni pies ni cabeza. Hay una lectura desde las bases del movimiento, incluso el propio bloque de PAIS, que ha desconocido esa acción a título personal”.

Afirmó que la situación que vive el vicepresidente Jorge G., así como la división y discrepancias que existen, es lamentable. “Son más de 43 compañeros asambleístas que han manifestado el respaldo al gobierno del presidente Lenín Moreno. El Gobierno ha mostrado su combate irrestricto a la corrupción.

Eso es volver a los orígenes del movimiento”. Aclaró que desde las bases se exige la unidad en el movimiento y la coherencia con el proyecto político. “Con la defensa de un gobierno que es el gobierno de Alianza PAIS, que es la continuación de un proceso de cambios, que implica defender las conquistas alcanzadas en la década ganada, pero defenderlas implica hacer los ajustes y correctivos necesarios a los errores que hemos podido ver”.

Aunque dijo que siempre en las organizaciones y movimiento habrá divisiones y discrepancias, invitó a que sean solucionadas de manera democrática dentro de la organización.

Respecto al conflicto que existen en la dirección provincial de PAIS-Guayas, recalcó que “en AP no es que ha habido disputas ni discrepancias, en AP se movilizaron mayoritariamente las bases que demandaban de sus representantes (directores cantonales y distritales) coherencia y consecuencia con el sentir del clamor de las bases que es respaldar el ‘sí’ en la consulta popular y apoyo al presidente Moreno”.

Fuente: El Telégrafo