El prefecto de Azuay y precandidato presidencial por Pachakutik, Yaku Pérez, ingresó por tercera ocasión un pedido de dictamen previo en la Corte Constitucional (CC), para impulsar una consulta popular sobre temas mineros en esa provincia.

yaku-pérez
El funcionario oficializó el trámite, este lunes, 3 de agosto del 2020. Crédito: Flickr Azuay Ecológica Prefectura.

El prefecto de Azuay y precandidato presidencial por Pachakutik, Yaku Pérez, ingresó por tercera ocasión un pedido de dictamen previo en la Corte Constitucional (CC), para impulsar una consulta popular sobre temas mineros en esa provincia.

El funcionario oficializó el trámite, este lunes, 3 de agosto del 2020. A diferencia de los dos pedidos anteriores, en esta nueva solicitud se propone una pregunta que se enfoca en las cabeceras de los ríos Tarqui y Yanuncay.

Pérez espera que esta vez la CC de luz verde al proceso “para que no sea un Ministro o Presidente quienes decidan el destino de una población”.

La interrogante que plantea el Prefecto señala: ¿Está usted de acuerdo con la prohibición, sin excepción, de actividades de minería metálica artesanal, pequeña, mediana y a gran escala, en el área de bosque y vegetación protectora de los ríos Tarqui y Yanuncay, ubicada en el cantón cuenca, provincia del Azuay? Anteriormente, se proponía consultar sobre la ampliación de las zonas en las que se prohibiría las actividades mineras, así como la cancelación de concesiones, pero la Corte Constitucional negó el pedido de dictamen previo vinculante.

Pérez indicó que las cabeceras de los ríos Tarqui y Yanuncay nacen en Quimsacocha, en donde ya se efectuó una consulta minera en marzo del 2019 y terminó prevaleciendo la tesis en contra de estas actividades.

“Ya ganamos una consulta. Nueva de cada diez gironenses, (cantón Girón) dijeron no a la minería”. Pese a las dos solicitudes negadas por la CC, Pérez cree que la defensa del agua y de la naturaleza “no es de velocidad, sino de resistencia”.

Argumenta que los cuencanos “toman agua del río Yanuncay y no se lo puede poner en peligro”.

Precandidatura por Pachakutik

El Prefecto también habló de su designación como precandidato presidencial por Pachakutik y no negó que existe un fraccionamiento dentro del movimiento indígena.

“Lo ideal sería que haya espacios para todos, buenos candidatos, con méritos, pero hay uno que tiene que llevar la posta”, mencionó. Dijo que Salvador Quishpe, uno de los tres precandidatos que se disputaban la presencia en la papeleta de Pachakutik, ya se sumó “a la mayoría” y agradeció su respaldo. “Hay que ver qué pasa con el compañero Leonidas Iza (precandidato por Cotopaxi) y Jaime Vargas, ellos también están en su derecho.

Más adelante hay que encontrar puntos de equilibrio y reitero, aquí la última palabra la tiene el congreso de Pachakutik”. Además, puntualizó que si bien provienen “del mismo tronco”, la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) tiene su espacio de lucha social, mientras que el ámbito de Pachakutik, es el político-electoral.

Esto, en referencia al consejo ampliado convocado por la Conaie, para el 6 de agosto próximo, en donde definirán su postura de cara a las elecciones.

“La única entidad reconocida ante el Consejo Nacional Electoral es Pachakutik. Ellos tienen que tomar la decisión, pero tiene que haber sincronía con la Conaie. Pero ojo, la Conaie no es solo la directiva”, manifestó el Prefecto.

Pérez reconoció que al momento de elegir representantes se suelen presentar facciones y resentimientos, pero que se superan con el tiempo.

“En las elecciones de la Conaie siempre hay facciones, a veces, resentimientos, pero pasa. Los tiempos de resistencia nos unen a los pueblos, en los tiempos electorales siempre afloran estas decisiones, pero igual, pasa. Porque hay algo que nos une a todos los hermanos indígenas, las necesidades, las exclusiones, las injusticias, las violencias, pero también los sueños, las utopías”.

Fuente: El Comercio  – Nota Original : LINK