El certificado de la muerte de Carrie Fisher confirma que la actriz murió de un ataque al corazón, pero indica que se requiere una investigación para determinar la causa subyacente.

El departamento de salud pública del condado de Los Ángeles emitió el certificado en nombre de Carrie Frances Fisher.
En el epígrafe “causa de la muerte”, se indica “ataque cardiaco/derivado”.
El término “derivado” indica que se requiere más investigación del forense del condado, normalmente en forma de pruebas toxicológicas que pueden llevar varias semanas.