Compartir

ras haber sido sometida a una rehabilitación integral, la Refinería de Esmeraldas se encuentra operando al máximo de su capacidad, lo que equivale al procesamiento de 110.000 barriles de crudo diarios, así la informó el Presidente Rafael Correa, durante su informe semanal de labores.

El Mandatario recordó que este importante centro industrial de refinación de hidrocarburos pasó 30 años trabajando sin un efectivo programa de mantenimiento, lo cual tuvo como consecuencia la disminución de su capacidad operativa.

 Esta rehabilitación fue posible con la decisión del Gobierno de la Revolución Ciudadana, que invirtió 1.200 millones de dólares en dichos trabajos. En ese sentido, el Jefe de Estado rechazó las acusaciones de “excesivo gasto público” que manifiestan los opositores, pues recordó que dichos trabajos debieron realizarse hace mucho años atrás.

“El Gobierno de la Revolución Ciudadana no es irresponsable, lo que sí molesta son esos irresponsables que satanizan todo lo que hace el Gobierno, entre ello la inversión realizada en Esmeraldas. Ojalá este gasto público se hubiera hecho antes”, expresó el Mandatario.

 Sin embargo, el Presidente enfatizó que los opositores solo contabilizan “el gasto”, más no las ganancias que producirá la Refinería de Esmeraldas anualmente, que ascienden a 300 millones de dólares, los cuales van a recibir los futuros gobiernos.

 Además, con un video presentado durante el Enlace Ciudadano se recordó lo que vivieron los esmeraldeños en febrero de 1998 cuando un incendio en la refinería dejó como saldo 29 muertos, 100 viviendas destruidas y cientos de especies animales muertas.

 Poco antes de los trabajos de repotenciación de la Refinería de Esmeraldas, esta procesaba apenas 85.000 barriles de crudo, cantidad que se vio reducida a la mitad para continuar con los trabajos, precisó el Presidente, quien recordó que pese al año difícil transcurrido, se concluyó con este importante proyecto de rehabilitación.