Compartir

Ronaldinho será la sorpresa que la dirigencia de Barcelona presentará a sus hinchas el próximo 30 de enero en la Noche Amarilla. Un dirigente del club confirmó a El Telégrafo que el brasileño recibirá $ 200 mil por jugar un partido con el ‘Ídolo’, monto que sería financiado por tres auspiciantes del club: Sony, Directv y Pilsener.

Alfredo Cuentas, vicepresidente financiero del club, reconoció ayer que “ver a Ronaldinho vestido con la camiseta de Barcelona sería una buena inversión”. Pero agregó que de todas maneras la intención de esta dirigencia es cuidar la parte económica y mantener una buena salud financiera. En ese sentido, Cuentas le confirmó a este diario que la próxima semana se conocerán más detalles de la participación de ‘Dinho’ en la Noche Amarilla.

Lo que se conoce por ahora es que estaría 3 días en Guayaquil y que participaría en compromisos comerciales con las marcas que pagarán su llegada al país.

La intención de la dirigencia de Barcelona, dijo Cuentas, es que los fanáticos amarillos llenen el estadio Monumental y de esa manera obtener un importante ingreso. El presupuesto de Barcelona para 2016 será de $ 12’000.000.

Si el estadio se llena con 70.000 espectadores, el club ‘torero’ tendría un ingreso de 1 millón de dólares, considerando que las entradas cuesten lo mismo que en la Noche Amarilla de 2015 ($ 12 general, $ 15 preferencia, $ 22 tribuna, $ 36 palco y $ 36 adicional de suite). Por ser una programación especial y con la presencia de una figura de talla internacional, el costo de los boletos podría ser superior, pero los valores reales recién los informará la dirigencia en la segunda semana de enero. Otro de los aspectos a los que apuntaría la dirigencia es a la venta de camisetas del equipo con el nombre de Ronaldinho.

Según Carlos Alejandro Alfaro Moreno, vicepresidente del club, ‘Dinho’ vendrá solo para la presentación del equipo y no para jugar en el campeonato ecuatoriano. Ayer se especuló que el club le ofrecería a Ronaldinho un contrato de 6 meses, pero su hermano y empresario, Roberto Assis, descartó esa posibilidad debido a que tiene un contrato vigente con Fluminense, equipo que le paga un salario mensual aproximado de $ 150.000.

“Hemos recibido una invitación para el próximo 30 de enero con el Barcelona y estamos conversándolo. Está bien adelantada la negociación, y por ahora estamos coordinando viajes, vuelos y todo”, dijo Assis.

La propuesta para que el brasileño vista de amarillo no fue una iniciativa del club sino una propuesta de los tres auspiciantes que pagarán su llegada.

Assis también aclaró que aunque un exjugador de Barcelona conversó con ellos para concretar su llegada a la Noche Amarilla, eso no significa que el jugador tenga un vínculo con el club guayaquileño.

Esta no es la primera vez que Barcelona intenta traer a sus filas a una figura mundial, al menos para jugar un partido. En 1997 bajo la presidencia de Abdalá Bucaram
-que también era presidente del país- se anunció que el argentino Diego Maradona jugaría con la camiseta amarilla en la Noche Amarilla de ese año. El exdirigente realizó un pago de unos $ 500 mil por la llegada de Diego, pero Bucaram fue cesado de sus funciones por el Congreso Nacional y la llegada del argentino se cayó.

‘Dinho’ multiplica inversión

El brasileño, campeón mundial con su selección en 2002, ha jugado en 8 clubes de América y Europa. Pero fue en el Barcelona de España, entre 2003 y 2008, que tuvo su pico más alto de rendimiento.

La presencia de Ronaldinho en el Querétaro mexicano, en 2014, permitió que ese club cuadruplique su inversión económica en menos de una temporada. Aunque el brasileño llegó al club azteca sin costo por sus derechos deportivos, la dirigencia realizó una inversión de $ 2 millones para el pago de salarios y otras bonificaciones.

Según datos de la agencia MXSPORTS, el Querétaro ganó $ 8 millones por la venta de boletos y por la comercialización de las camisetas de Ronaldinho; la prenda que usaba el brasileño en cada partido costaba un 25% más que la de cualquier otro jugador.

El estadio La Corregidora, donde juega como local el Querétaro, ha pasado de 22.500 espectadores como promedio a 30.000. Solo en el debut de Ronaldinho en el fútbol mexicano, el club de los ‘Gallos Blancos’ acabó todas las entradas en menos de 48 horas.

Dirigencia anunciará fichajes

La dirigencia de Barcelona, liderada por José Francisco Cevallos, anunciará hoy los nombres de los jugadores que reforzarán al club en el Campeonato Ecuatoriano 2016 y en la Copa Sudamericana.

Alfredo Cuentas aseguró ayer que serían al menos 7 los jugadores que la dirigencia anunciará hoy. Según los últimos movimientos éstos serían: Cristian Penilla, Christian Suárez, Segundo Castillo, Kevin Becerra, Darío Aimar, Mario Pineida y Richard Calderón.

Existe una remota posibilidad de que el zaguero central Frickson Erazo llegue a un acuerdo con la directiva de Barcelona y retorne al club, pero dependerá de las otras propuestas que tiene.

Mientras que el retorno del volante uruguayo Brahian Alemán se complicó debido a los $ 4 millones que se necesitan para ficharlo.

Por otra parte, se anunció el pasado lunes que la pretemporada del equipo principal se realizará en el Centro de Alto Rendimiento (CEAR) de Esmeraldas. Este anuncio se lo hizo junto al Ministro del Deporte, Xavier Enderica.

Datos

La dirigencia ‘torera’ maneja un presupuesto de $ 12 millones para el 2016. De llenar el estadio en la Noche Amarilla, ganaría más de un millón.

Ronaldinho mantiene un vínculo contractual con el Fluminense de Brasil, equipo que le cancela $ 150.000 mensuales de salario. De existir interés de cualquier otro club, la negociación sería con el equipo brasileño.

El salario más elevado que ganó ‘Dinho’ en su carrera fue en el FC Barcelona. Llegó a ganar hasta $ 775.000 mensuales solo por concepto de salario, y más de un millón por publicidad y manejo de imagen.

Diego Maradona estuvo cerca de llegar a Barcelona en 1997, en la presidencia de Abdalá Bucaram; pero por razones extradeportivas la llegada no se dio. Los dirigentes de ese entonces aseguran que se pagó $ 500.000 por el argentino.