Compartir

Tras un año colmado de éxitos, el joven cantante británico Ed Sheeran comenzará el 2016 de una manera bastante más compleja: será operado del oído.

Según reveló en una entrevista con una radio australiana, deberá someterse a la cirugía “porque estúpidamente salté de un yate muy alto y me lo dañé (el oído)”, cuando se encontraba de vacaciones en España junto a unos amigos. “Aterricé mal y me reventé el tímpano, así que me tienen que hacer un injerto, lo que significa que no podré viajar por un tiempo; algo medianamente bueno porque así me tengo que quedar en mi casa”, añadió.