Compartir

El reality "La Banda", que se transmitía por Univisión, buscaba conformar un grupo de cinco jóvenes voces. Uno de los ganadores fue el ecuatoriano Christopher Vélez, quien desde el inicio cautivó a los jueces y enamoró a sus fanáticas.

El ecuatoriano Christopher Vélez fue el primer ganador del reality latino “La Banda”. Los jueces Alejandro Sanz, Ricky Martin y Laura Pausini se sorprendieron con el talento del joven, de apenas 19 años. En su primera audición interpretó el tema “Tal Vez” de Ricky Martin y, aunque los nervios le jugaron una mala pasada, los jueces no dudaron en darle el sí.

Vélez, quien nació en Estados Unidos, pero creció en la ciudad de Loja, se dedicaba a limpiar zapatos en Nueva Jersey para sustentar a su familia en Ecuador. Sin embargo, el joven consideraba que todavía tenía algo más por hacer por sus padres y vio en la música una gran oportunidad para convertir sus sueños en una realidad.

Desde junio del año pasado, Christopher radica en Estados Unidos. Su viaje, en un inicio, fue debido a que su abuelo materno tenía una grave enfermedad y había gastos que cubrir.

Semana a semana, se preparaba para cautivar al público y también a los jueces. Su misión era demostrar que, con esfuerzo y dedicación, se podían llegar a cumplir todas las metas. Sus fanáticas siempre quedaron impactadas de la humildad de este joven y talentoso ecuatoriano y fue precisamente eso lo que hizo que tuviera el respaldo y votos necesarios para seguir avanzando en la competencia.

La madre de Christopher Vélez, Jenny Paulina Muñoz, agradeció el apoyo que tuvo su hijo a lo largo de la competencia. Siempre motivó a los ecuatorianos a respaldar al joven a través de la votación virtual para que pueda avanzar de fases.

Ayer, en la gran final, Christopher fue parte de la gran última noche del programa. Apenas siete chicos esperaban escuchar sus nombres y conformar “La Banda”, misma que la integran cinco jóvenes. El primer nombre que mencionó la presentadora, Alejandra Espinoza, fue el del ecuatoriano, quien desde ya conforma la agrupación juvenil masculina.

Ahora, el cantante tendrá la oportunidad de desarrollarse profesionalmente y, además, ayudar a su madre, que fue su deseo de siempre. Ricky Martin será el manager de la agrupación.