Compartir

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha tomado en las últimas horas el control de la zona industrial de la ciudad nororiental siria de Deir al Zur, tras combates contra las fuerzas del régimen, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los yihadistas han avanzado tras lanzar ayer una ofensiva en esa localidad, que está dividida en barrios controlados por los radicales y otros dominados por las autoridades.

El EI inició el ataque con tres atentados perpetrados por suicidas a bordo de tres camiones bomba contra puestos de control del régimen en Deir al Zur, capital de la provincia homónima.

Al menos 12 extremistas y 26 efectivos gubernamentales han perdido la vida por la violencia en la urbe desde ayer.

Casi toda la provincia de Deir al Zur está en manos del EI, salvo algunas áreas de su capital y el aeropuerto militar.

Por otro lado, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una coalición armada de kurdos, árabes y asirios (un grupo étnico de credo cristiano), anunciaron en un comunicado que arrebataron hoy a los radicales el dominio de seis poblaciones y cinco granjas al sur de Kobani, en el norte de la provincia noroccidental de Alepo.

Las FSD explicaron que han logrado este progreso tras el inicio ayer de una ofensiva contra el EI para “liberar” la periferia meridional de Kobani, uno de los tres principales enclaves kurdosirios del país árabe.

El Observatorio agregó que anoche estallaron intensos enfrentamientos entre los yihadistas y las FSD en las proximidades de la presa Tishrin, en el río Éufrates, a su paso por Alepo.

En el pasado, Kobani fue objetivo de una ofensiva del EI durante más de cuatro meses, que acabó con la expulsión de los extremistas por parte de las fuerzas kurdosirias a finales de enero pasado.

El EI proclamó un califato a finales de junio de 2014 en Siria e Irak, donde ha conquistado partes del norte y el centro de ambos países.