Compartir

Un fiscal argentino pidió hoy a la Justicia imputar al extitular del ente regulador de medios audiovisuales, el kirchnerista Martín Sabbatella, por mantenerse en el cargo a pesar de haber sido cesado mediante un decreto presidencial, informaron fuentes judiciales.

El fiscal Carlos Stornelli solicitó también el allanamiento de las oficinas de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) para resguardar la integridad de los bienes públicos.

Ante la petición recibida, el juez de la causa, Julián Ercolini, ordenó varias medidas previas, entre ellas un informe sobre cómo fue notificado Sabbatella de la intervención de la Afsca, decretada ayer por el presidente argentino, Mauricio Macri, informaron fuentes judiciales a la agencia oficial Télam.

La Justicia actuó a raíz de la denuncia en contra de Sabbatella por “incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad” presentada el miércoles por el interventor de la Afsca, Agustín Garzón.

El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, advirtió que Sabbatella “no puede seguir” como titular de la Afsca porque “comete un delito” y anticipó que el lunes realizarán una auditoría contable en el organismo intervenido.

Sabbatella recurrió a los tribunales para frenar la intervención, a la que tildó de “atropello brutal”, e hizo un pedido de amparo para que se declare nulo el decreto presidencial.

Martín Sabbatella fue designado director de la Afsca en 2012, en medio de la batalla legal abierta entre el Gobierno de Cristina Fernández (2007-2015) y el grupo Clarín, el mayor multimedio del país, por la Ley de medios audiovisuales.

La ley, que fue declarada constitucional un año después por la Corte Suprema, fija para los medios privados de difusión nacional un máximo del 35 % del mercado en cobertura de televisión de aire y un 35 % de abonados en televisión de cable, 10 licencias de radio, 24 de televisión por cable y una de televisión por satélite.