Compartir

Como toda estrella de la música, Madonna exige muchas atenciones especiales cuando va de gira. Pero una manía que develó su entorno en los últimos tiempos terminó por ser objeto de memes y "viralización".

Próxima a cumplir 60 años (en agosto), Madonna presenta una lista de excéntricos requisitos a cada hotel que va, que van desde adornar su habitación con rosas blancas recién cortadas, hasta apagar las luces del jardín para ver las estrellas.
Sin embargo, la peor de sus manías sin dudas está en el baño.
Cada vez que se retira de un hotel, se asegura personalmente que su séquito retire y destruya el inodoro químico que usó.
La insólita razón: la diva pop no quiere que nadie venda la pieza donde ha hecho sus necesidades, que seguramente costaría millones.