Lady Gaga se hizo un tatuaje que la conecta con otras víctimas de abusos y presentó el proceso en varios videos y con fotos en Snapchat.

La excéntrica cantante, de 29 años, hizo un conmovedor llamado durante los Oscar sobre el tema de los abusos sexuales y fue apoyada sobre el escenario por 50 víctimas a las que llamó “sobrevivientes”.
“Durante el ensayo los sobrevivientes y yo hicimos un pacto”, escribió la artista junto a una imagen de su tatuaje en el hombro izquierdo.