Compartir

Centenares de personas se bajaron de los buses urbanos y empezaron a caminar en grupo en la intersección de las calles Chimborazo y Francisco de Marcos, en Guayaquil. Eso se debía a la reorganización del flujo vehicular que desde el miércoles hizo en el puerto principal la Agencia de Tránsito Municipal (ATM).

La entidad informó que las unidades ahora deben desviarse por Rumichaca y avanzar en el recorrido hacia el norte. De esa manera se busca descongestionar las calles más transitadas del centro de la ciudad.

Julia Mendoza se acercó a los agentes civiles en la mencionada intersección para consultarles cómo podía llegar a la Bahía. “Mi carro pasaba por aquí, pero ahora no lo veo”, preguntó. Cuando otros ciudadanos se enteraban de la novedad se bajaban de las unidades y optaban por caminar varias cuadras.

De la misma manera, la transportación pública que circula por la calle García Avilés, que antes podía girar por Colón, ahora tiene que hacerlo 7 cuadras más adelante, por la Huancavilca, y tomar la Guaranda.

Beatriz Briones, quien ayer se encontraba en la calle Colón, tampoco sabía dónde abordar el colectivo. La mujer se enteró de los desvíos 20 minutos después de esperar en el sitio equivocado. Siguió a otros transeúntes que tenían la misma necesidad y logró salir del problema. “Creo que faltó un poco más de información en los cambios”.

Adam Torres, encargado de la coordinación de la ATM, explicó que 120 uniformados participarán en los operativos que se mantendrán hasta el 31 de diciembre.

La institución anunció que se habilitó la avenida Machala para que la transportación pública pudiera circular sin inconvenientes hacia el sur y evitar congestionamiento en la calle Guaranda. “Cuando tengamos que cerrar la calle 6 de Marzo haremos que circulen por Guaranda y, en el último de los casos, podremos hacerlo por la Machala”.

También se convirtió la calle Colón en unidireccional, en sentido este-oeste, desde el Malecón hasta la García Avilés.

Precisamente en la Colón se colocaron varios conos con el fin de indicar a los conductores que no debían ingresar por allí para ir al centro de la urbe. Los choferes, en el primer día de ejecución del operativo, se bajaban de las unidades para averiguar lo que estaba ocurriendo.

El 1 de enero de 2016 retornan a la normalidad los recorridos de la transportación pública y la bidireccionalidad de la calle Colón. Por otro lado, la ATM advirtió que hará controles durante todo el feriado para constatar que los automotores han cumplido con la revisión vehicular.

Según el artículo 160 de la Ley de Tránsito que está vigente “ningún vehículo podrá circular sin poseer la matrícula vigente y el adhesivo de revisión fuera de los plazos establecidos. Los agentes de tránsito procederán a la aprehensión del automotor hasta que su propietario presente la cancelación de los valores pendientes de la matrícula”.

La Agencia de Tránsito Municipal impidió la semana pasada que medio centenar de automotores salieran de Guayaquil hacia los balnearios por incumplir la disposición técnica.