Compartir

La artista improvisó un show en la calle de Paris, en conmemoración a las víctimas de los atentados del pasado 13 de noviembre.

Madonna improvisó este miércoles en homenaje a las víctimas de los atentados del pasado 13 de noviembre, un concierto en la Plaza de la República de París, donde todavía permanecen numerosos mensajes y flores de recuerdo. Poco después de su actuación ya programada en Bercy, dentro de su “The Rebel Heart Tour”, la intérprete se dirigió a esa céntrica plaza de la capital acompañada de su hijo David y del guitarrista Monte Pittman. Allí, según los vídeos colgados en las redes sociales, cantó junto a quienes se vieron sorprendidos por su presencia “Like A Prayer”, “Ghosttown” e “Imagine”, de John Lennon.