Compartir

El portal estadounidense TMZ accedió en exclusiva al informe toxicológico realizado al cuerpo del músico Chris Cornell, fallecido el pasado 18 de mayo.

Shutterstock

Según el medio, el documento reveló que el artista no solo estaba consumiendo Ativan (Lorazepam), medicamento que según la propia familia fue recetado para su tratamiento contra las adicciones a las drogas y el alcohol.
A este fármaco se suma el hallazgo de Naloxona (Narcan), usado en tratamientos de intoxicación por opiáceos; Butalbital (sedante); pseudoefedrina (descongestivo sistémico) y barbitúricos, sedantes del sistema nervioso central.