Compartir

El trabajo de 100 elementos de Cuerpo de Bomberos y Fuerzas Armadas, las bajas temperaturas y el rocío de la mañana de este sábado 26 de diciembre ayudaron para que luego de 56 horas se apague el incendio forestal que se inició a las 22:00 del miércoles 23 de diciembre, en el sector de Llullugsa, quebrada de San Marcos de la parroquia de Lloa, en las faldas del Guagua Pichincha.

Desde el Centro de Operaciones de Emergencia del DMQ ubicado en la ciudadela Atahualpa se informó que mediante un sobrevuelo en el helicóptero, que se realizó en las primeras horas de este sábado en el helicóptero de la Policía nacional, se observó que el incendio estaba apagado.

Elementos del Cuerpo de Bomberos, militares de Fuerzas Armadas, personal de la Secretaria de Seguridad del Municipio, Administración zonal Eloy Alfaro y del COE Metropolitano monitorean el sector.

Por la dificultad de acceso al incendio forestal, la neblina, fuertes vientos, alta radiación solar, pajonales y arboladas secas el fuego avanzó de manera rápida destruyendo vegetación y fauna, como liebres, aves y otras especies.

Desde el 23 de diciembre (22:00) hasta este sábado 26 de diciembre la Secretaria de Seguridad y Gobernabilidad instaló un Puesto de Mando Unificado en la ciudadela Atahualpa desde donde se coordinaron las acciones y se durante toda esta jornada de más de 56 horas se entregó kits de hidratación y alimentación ya que por la inestabilidad del clima se intensifican los patrullajes de bomberos y policías metropolitanos en zonas propensas a incendios forestales donde se producen quemas agrícolas.

Según Cristian Rivera, Director del COE Metropolitano, las condiciones climáticas de altas temperaturas, escasez de lluvia, vientos de más 40 km por hora y la situación geográfica de la zona dificultó el acceso a 4. 000 metros de altura que hizo que se pueda llegar con autobombas o auto tanques; o con los helicópteros por las condiciones del viento, por lo que el personal trabajó a pies con la ayuda de matafuegos manuales.