Compartir

Pink ingresó a un hospital en Sydney este lunes con un virus que la obligó a posponer un segundo concierto en la ciudad, dijo la promotora de la estrella pop.

El primer concierto de su gira mundial “Beautiful Trauma” en Sydney estaba previsto para el viernes pasado, pero la cantante lo tuvo que cancelar por órdenes médicas. El sábado por la noche tuvo que esforzarse para terminar su actuación. Pero fue hasta hoy que la promotora de Live Nation tuiteó que Pink fue hospitalizada el domingo con deshidratación y luego fue dada de alta; sin embargo volvió a ser admitida hoy y le diagnosticaron un virus gástrico. Se espera que los organizadores reprogramen el concierto del viernes y el que iba a dar la noche de este lunes.