El tribunal de disciplina de la UEFA decidió este martes una "descalificación en suspenso" de Rusia de la Eurocopa, es decir, la exclusión inmediata del equipo ruso en caso que sus hinchas vuelvan a protagonizar incidentes dentro de los estadios antes del final del torneo.

El Telégrafo/ AFP

La medida llega en respuesta a los incidentes generados por los aficionados rusos el sábado pasado al final del partido Inglaterra-Rusia (1-1) por la primera jornada del grupo B de la Eurocopa, aunque los disturbios más graves ocurrieron a lo largo de toda esa jornada en las calles de Marsella.

Tras esos hechos violentos con epicentro en el Viejo Puerto, hubo 35 heridos, uno de ellos sigue en “estado crítico pero estable”. La Federación Rusa también fue multada con 150.000 euros ($ 170.000) por los altercados causados por los aficionados rusos el pasado sábado tras el partido contra Inglaterra en Marsella (1-1), a los que acusa de disturbios, cánticos racistas y lanzamiento de bengalas.

El próximo partido de Rusia, contra Eslovaquia, se disputará el miércoles en Lille (08:00 de Ecuador), mientras que su último duelo de primera fase está programado para el lunes 20 de junio en Toulouse (14:00 de Ecuador).

Hinchas rusos fueron controlados el martes en la zona de Alpes Marítimos para conocer detalles de su indentificación. Algunos fueron conducidos a un centro de detención para luego ser expulsados del territorio, ya que hay sospechas de que pueden causar problemas de orden público después de los incidentes graves en Marsella el fin de semana pasado, indicó la prefectura de policía del lugar a la AFP.