Compartir

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, en entrevista en Notimundo, calificó como una decisión equivocada el anuncio del presidente de la República, Rafael Correa, de enviar nuevamente a la Asamblea Nacional las propuestas de Ley Orgánica para la Redistribución de la Riqueza y otra para terminar con el abuso en el cobro de plusvalía.

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, en entrevista en Notimundo, calificó como una decisión equivocada el anuncio del presidente de la República, Rafael Correa, de enviar nuevamente a la Asamblea Nacional las propuestas de Ley Orgánica para la Redistribución de la Riqueza y otra para terminar con el abuso en el cobro de plusvalía.

Alarcón señaló, además, que en los momentos actuales es una medida anti natura, en el aspecto económico, y que desde el Gobierno se debe manejar un discurso que atraiga divisas. “Con este tipo de propuesta se desincentiva la producción, el consumo dentro del país y, básicamente, ahuyenta las divisas”, dijo.

Asimismo, manifestó que la razón para presentar estas leyes es una equivocación ideológica de parte del Gobierno “porque creen que la equidad viene por medio de quitar a los ricos y entregárselo a los pobres”, señaló el presidente de la CCQ, quien indicó que lo que realmente generaría equidad en cualquier país desarrollado del mundo es la generación de plazas de empleo y el incentivo a la producción.

También, calificó de contradictorio el actuar del Gobierno Nacional porque semanas atrás se intentaba atraer inversión con la aprobación de la Ley de Alianza Público Privadas (APP) y, por otro lado, hoy se anuncia el envío de estas leyes. “El Gobierno se desenmascara y nos señala que cree en la confiscación en lugar de traer inversión extranjera y seguir trabajando en acuerdos comerciales. Todo lo que el Gobierno dice para aumentar la inversión termina acabándolo con mensajes del Presidente”, acotó.

De cara al 2016 y con el objetivo de enfrentar la crisis, Alarcón señaló que el Gobierno debería archivar los dos proyectos de Ley, bajar el gasto corriente, debería pedir créditos a las tasas más convenientes, firmar cuanto antes tratados de libre comercio, y conseguir la liquidez suficiente del sistema financiero para que se abran los créditos.

El ministro coordinador de la Política Económica, Patricio Rivera, el pasado junio manifestó que la propuesta de Ley para la Distribución de la Riqueza no será un problema para el 98% de la población ecuatoriana, y afirmó que la ley está tan bien diseñada que el 0.1% de la población pagará lo que las tablas indiquen. “Estas dos propuestas generarán desempleo”, añadió.

Rivera, en declaraciones reproducidas por El Ciudadano, puso el ejemplo de una familia promedio, con tres hijos, y con un patrimonio de 420 000 dólares, no pagaría nada porque la mitad, es decir 210 000, irían destinados a la cónyuge (como parte de la sociedad conyugal), y los otros 210 000 se dividirían para los 3 hijos ($70 000 por cada uno), y la norma señala que se cobraría la tasa a partir de 70 800 dólares.

Asimismo, explicó que además de la tabla, que indica los valores a pagar en el impuesto a la herencia, existen otros artículos adicionales y, dependiendo de las situaciones de los herederos, los montos a pagar varían.