El precio del galón de las gasolinas extra y Ecopaís se incrementó de USD 1,48 a 1,85 desde este 26 de diciembre del 2018, luego de que se publicara en el Registro Oficial el Decreto Ejecutivo 619.

Incremento de gasolina. Foto referencial Shutterstock

El Registro Oficial fue publicado pasado el mediodía de este miércoles 26 de diciembre del 2018. Con este documento entra en vigencia el alza del precio.

Esta decisión es parte de las medidas económicas que anunció el Gobierno el pasado martes 18 de diciembre del 2018.

En el Decreto Ejecutivo se establece que el precio de estos derivados pasará de USD 1,16 a 1,50 en las terminales de despacho de la empresa pública Petroecuador. A esto se debe sumar USD 0,179 correspondientes al impuesto al valor agregado, más 0,171 del margen de ganancia. Así el precio de venta al público de este derivado asciende a USD 1,85.

Además, en este documento se establece que los vehículos beneficiarios del precio de las gasolinas extra y ecopaís con un subsidio mayor, es decir a USD 1,48 el galón, son los del transporte terrestre público y comercial, conforme señala el Reglamento a la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.

La información de estos será remitida por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y otras entidades que regulen la actividad de los beneficiarios a la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH).

La ARCH será la encargada de implementar los sistemas de regulación y emitirá las disposiciones necesarias a fin de controlar la aplicación de este Decreto Ejecutivo.

Antes de la Navidad, el Gobierno de Lenín Moreno informó que el incremento de los combustibles se aplicaría desde este miércoles 26. Sin embargo, por la mañana las estaciones de servicio ofertaban el combustible extra a USD 1,48 el galón, el mismo precio que regía antes de la medida.

El incremento del precio del galón de las gasolinas extra y ecopaís dispuesto por el Gobierno obedece a una reducción parcial del subsidio estatal a los combustibles y no irá acompañado de una mejora en la calidad de estos derivados, como ocurrió en agosto pasado con la gasolina súper.

La resolución del Ministerio de Industrias y Productividad, vigente desde el pasado 29 de noviembre, prolongó la venta de estos derivados con hasta dos octanos menos de lo establecido en la norma INEN hasta el 1 de diciembre del 2020.

Fuente: El Comercio – Nota original: LINK