Compartir

Melanie Griffith y Antonio Banderas finalizaron los trámites de su divorcio, a más de un año de anunciar su separación.

Según los medios especializados, el matrimonio quedó oficialmente disuelto el pasado viernes. Ambos compartirán todos los ingresos de sus películas entre 2004 y 2014. Además, Griffith recibirá una manutención de 65.000 dólares mensuales y la casa que tienen en Aspen, Colorado.