"La toma de rehenes y la muerte de civiles, en particular de comunicadores sociales como es el caso, es condenable desde cualquier punto de vista". Esas fueron las palabras del canciller José Valencia, la tarde del lunes 25 de junio del 2018, al pronunciarse sobre los análisis que confirmaron que los cadáveres encontrados en Tumaco son del equipo periodístico de EL COMERCIO.

El Telégrafo

“Con mucho pesar tengo que iniciar estas palabras expresando, a nombre del señor Presidente de la República, Lenín Moreno Garcés; del Gobierno Nacional, del Ministerio de Relaciones Exteriores y mío propio, las condolencias y sentimientos de solidaridad más sentidos a las familias de los señores Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra.Miembros de un equipo periodístico de EL COMERCIO que fueron secuestrados y luego asesinados de una manera cruel y a sangre fría por grupos de la delincuencia transnacional organizada. Vinculados estos grupos al narcotráfico”, empezó diciendo el Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana.

Continuó “nos duele el asesinato de tres periodistas ecuatorianos. Una situación como esta ha unido a nuestro país en el pesar, en la tristeza. Y por tanto empezamos por solicitar el respeto y la solidaridad con las familias de las víctimas.

Fuente: El Comercio